Cesare Cacitti, el joven inventor

Me crucé con este tweet de Josto Mafeo y me puse a investigar quién era este chico.

Cesare Cacitti

Es italiano, tiene 15 años, y su vida cambió el día que le regalaron un kit de electrónica por su cumpleaños. Comenzó a construir cosas ya hacer sus propios inventos hasta que logró construir una impresora 3D con la que imprimió un robot que se puede controlar desde cualquier parte del mundo a través del teléfono móvil. En la Maker Fair de Roma le dijeron: “Lo cuentas como si hubieras ido al bar a comprarte un helado”. A lo que él respondió: “¡Es que ES como ir al bar a comprar un helado! Sólo hace falta pasión y estudiar un poco. Aprendo estas cosas buscando en internet”. Fue gracias a Youtube que se apasionó por la impresión 3D. Como sus padres no le querían comprar una impresora 3D decidió construírsela, lo que le llevó 8 meses de trabajo.

Su sueño es crear una impresora 3D que sea asequible para que pueda haber una en casa casa. Su proyecto ha sido finalista del Premio Marzotto de emprendedores.

Ha participado en el Máster de Arquitectura Digital de Venecia, no como alumno sino como ayudante del profesor y reconoce que escribe poco en su blog porque la escuela no le deja mucho tiempo libre. Me pregunto hasta dónde llegaría si no tuviera que dedicar 5, 6 o 7 horas diaria a los estudios formales.

“Si uno tiene pasión puede hacer cualquier cosa” – Cesare Cacitti